Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
15 marzo 2009 7 15 /03 /marzo /2009 22:51

 


 

 

Título: Gran Torino

Director: Clint Eastwood

Año: 2009

Duración: 116 minutos

Nacionalidad: EE.UU. / Australia

Reparto: Clint Eastwood, Cory Hardrict, John Carroll Lynch, Geraldine Hughes, Brian Haley, Dreama Walker, Doua Moua, Brian Howe, Sarah Neubauer, Lee Mong Vang, Nana Gbewonyo, Christopher Carley, Bee Vang

Guión: Nick Schenk

Montaje: Gary D. Roach, Joel Cox

Música:  Kyle Eastwood y Michael Stevens

Distribuidora: Warner Bros. Pictures

 

 

 

Walt Kowalski gruñe.

Como los toros enojados en la arena de la corrida, como los buenos autos viejos en exposición.

 

Y es que este gruñido casi caricaturesco forma parte de su puesta en escena, como el timbre de su semblante, la voz de su máscara.

 

En Gran Torino la verdad irrumpe desde las apariencias, a partir de gestos mimos que Walt Kowalski reúne para poder soportar su dolor, su memoria.

 

Renoir, el hijo, el que tenía por pincel la cámara, sabía mucho de esto. Sabía de las grandes verdades que sólo emergen desde la (La gran) ilusión, porque sólo así revestidas se hacen tolerables.

 

“Para conservar la personalidad es necesario salvaguardar la integridad de las máscaras”. Susan Sontag no supo de Walt Kowalski cuando lanzó semejante aforismo, no supo de su lustrado Torino en el porsche, de su  gesto imitando el revólver, de su sostenible pirueta xenófoba, Sontag ignoraba la repetida secuencia de insultos de Walt con el peluquero, su medalla de plata que no es plata, su confesión vaciada y condescendiente para darles paz al ingenuo y simpático cura y a su difunta esposa.

Susan Sontag no supo nada de cómo Walt Kowalski escenifica su dolor para poder soportarlo.

 

Rojo y dulzón pareciera brotar su dolor ahora sin artificios, ahora insoportable. A partir del encuentro de Walt Kowalski con el chamán hmong, la máscara comienza a derretirse y la sangre escupida o en sus puños son el anticipo de lo inevitable, cuando la verdad, (lo Real) queda sin resguardos sólo restan la locura o la muerte.

 

Y esta será la última (puesta en) escena del viejo bufón, no sin antes confesarse (y no para expiar la culpa tras la evasión impositiva, precisamente) ante quien realmente puede absolverlo, unos ojos rasgados como antonomasia de lo Otro.

 

Esta doble entrega, de sí mismo y del Torino, a los Otros, a aquellos que siempre han representado lo distinto y por lo tanto, en cabezas tan republicanas como la de Walt Kowalski, el enemigo, ¿no estará lustrada con la misma pátina que tanto pero tanto brillo daba al Torino? El cinismo puede adquirir disfraces tan particulares…

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by gisela manusovich - en MIS CRITICAS Y ANALISIS
Comenta este artículo

Comentarios

ricardo 08/22/2011 16:18


Totalmente de acuerdo con Pedro. Aquí se aprecia al hombre occidental, al exmarine americano como simpático y bueno en el fondo. Hay algunos comentarios tremendos: uno que en Vietnam los
"comunistas" perseguían a los Mong. Que yo sepa el napalm que asoló Vietnam lo lanzaron los de las "barras y estrellas" y toda su historia es la de la persecución a indígenas, primero en su propio
país -América- y luego por todo el mundo. Un segundo comentario es todavía peor, el que hace la chica refiriéndose a que su padre era peor porque al menos Walt es americano (¡) como si eso fuera
sinónimo de ser mejor que otro...
Es una película muy contradictoria pero que deja a las claras que Eastwood siguen en el fondo atesorando los valores profundos de las "barras y estrellas" con una cierta autocrítica pero con ese
paternalismo hacia el resto del mundo que resulta terrible... Ojalá se le hubiera "pegado" un poquito más la coherencia crítica de Sean Penn y Tim Robins, tras el excelente trabajo de los tres en
"Mistyc River"...
He de confesar que me salí del cine mediada la película, y luego alentado por muchos comentarios y la apabullante crítica la he visto en DVD y me reafirmo en mi idea de película con un trasfondo un
tanto peligroso... ´Por último comentar que el actor que hace el papel de Tao resulta muy poco creíble y -puede que por el mal doblaje- en escenas como cuando está encerrado llega a lo lamentable.
Impropio de la dirección de Eastwood, pero repito que puede que sea por un mal doblaje...¿Hasta cuando tendremos que cargar con el doblaje en este país?


Jorge 06/16/2009 21:25

La vida y la muerte en su lucha final.
Clint, esta despidiendose,,lo hace a su manera,,recuerden el final de One Millon ,,
La lucha es permanente ,,el uso de las armas,,sera de los otros,,al final no las uso,,y me entrego,,creyendo en la JUSTICIA como forma de en -Carcelar la violencia de la banda
Entrego el Torino,,la vida el futuro a quien pari,,como hombre incitandolo a su primer amor a defender lo suyo,,su familia
Era xenofobo racista y violento,pero al dulce comida y las miradas orientales,lo conviertieron en integrista, pacifista(poner la mejilla)...
Todo un poco anunciado,,de quien seria el Torino,,,la lucha final contra la banda,,,,pero igual merece verse con admiracion

rosibel 04/20/2009 20:05

Me encanta, soy su admiradora. Lo tiene todo, un cuerpazo perfecto y un rostro hermosísimo. No se que tiene esta hombre que entre mas pasa el tiempo mas bello y atractivo se pone, sencillamente es alguien espectacular. Sin duda el mejor especimen de la humanidad muebles

Pedro Horvat 03/22/2009 01:17

El discreto encanto de la salvación

Escena culminante: Walt muere acribillado y nos mete de cabeza en la complejidad del suicidio altruista. ¿A quién salvó? Sí, claro, salvó a Thao liberándolo de los pandilleros y de la obligación de la venganza, y salvó también, a su propia conciencia atormentada por haber matado a soldados indefensos en el frenesí de la guerra, por no haber dado amor a sus hijos, y no sabemos por cuántas cosas más.

Pero de golpe las cosas se ponen más oscuras. La cámara se aleja y lo muestra en el suelo, con las piernas extendidas y los brazos abiertos en cruz. Y sabemos que murió invocando a María. Entonces, ya no estamos hablando de un conflicto individual, nos lleva a otro plano y es Cristo nuevamente sacrificado por la salvación de los hombres. Y vuelve la pregunta: ¿salvación de qué?

Repasemos. Walt es prejuicioso, xenófobo y reaccionario. Así es el personaje. Pero es Eastwood el que presenta las casas de todos los chinos sucias y descuidadas y el que compara un prolijo jardín americano con otro que no lo es. Aunque, como tan bien describís en tu nota, a medida que se derrite la máscara va haciendo concesiones en favor de la nobleza de sus vecinos, el malo siempre será el Otro, con una aclaración. Algunos Otros son débiles y un poco tontos y debemos protegerlos de los Otros malos. Y es así como Walt reedita la lógica de Corea y Vietnam en su pueblito, y Eastwood nos plantea la cuestión entre el Bien y el Mal y de qué lado está cada uno. Aquí parece que gano “el Bien”, que los protegidos ganaron la libertad gracias al heroísmo y sacrificio de su protector y heredaron los valores clásicos y perdurables (el Gran Torino). Es toda esa mezcla de racismo simpático, de Walt malo pero bueno, salvador de los hombres y líbranos del Mal de los Otros la que al final me resulto indigesta.

Ideologías aparte, quiero comentar otra cuestión, Un director puede recurrir a los estereotipos y eso está bien. Otro a las caricaturas y eso también está bien. Lo que no se puede es quedarse en el medio, porque entre el estereotipo y la caricatura hay una zona pantanosa donde caen el trazo torpe y la parodia sin sentido. Creo que hay más de una escena que es difícil de justificar.

Me gustó e interesó mucho tu nota, gracias por lo que nos das

Pedro Horvat

gisela manusovich 03/24/2009 18:17



Una vez más... gracias! El comentario es exquisito.
La película se me hizo más inmensa aún, el viejo Eastwood no creería haber creado algo tan estimulante.



Presentación

  • : El blog de gisela manusovich
  • El blog de gisela manusovich
  • : El Cine en la Mirada es un blog para generar un vínculo más cotidiano con mis alumnos desde noticias, material y todo lo relacionado con el cine y el arte en general.
  • Contacto