Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
11 octubre 2013 5 11 /10 /octubre /2013 16:41

Y el durazno partido,
ya sangrando está, bajo el agua...

 

Por Gisela Manusovich

 ¿Quién es el ausente de Ausente? En un plano superficial, en el plano de la historia, es el alumno quien está ausente cuando el profesor toma lista. images2.jpg

Sin embargo hay ausencias más significativas en la película.

Creo que el verdadero ausente es el profesor de sí mismo, o de su deseo, que es muy parecido.

El lo sabe, aunque de manera inconciente, cuando habilita de forma inperceptible y silenciosa la intromisión del alumno a su casa, a su vida.

El chico se hace presente y con él el deseo en el profe.

ausente_poster.jpg Comenzar esta historia desde el cuerpo fragmentado y erotizado del alumno es para mi comenzar desde la subjetiva del profe, que como indica sutilmente el afiche de la película, el chico ya fue elegido, puesto en foco, por la mirada aterrada y a la vez deseante del profe, ahí se produce la habilitación, en el espacio paratextual, en el afiche, para luego comenzar la historia con la aparente invasión del chico que en opinión personal se convierte en una respuesta hacia la demanda quizás inconciente del profesor.

Cuando el profe elije al chico lo objetualiza, lo cosifica, lo constituye como su objeto de deseo, luego este objeto se recubrirá de algo más, algo perturbador e inquietante, las partes se reunirán para devenir en un sujeto, en el blanco –apellido del alumno- del deseo de Armas, el profe.  

Se hace interesnate que todo transcurra alrededor de una pileta, precisamente allí donde la desnudez y el erotismo dan el marco perfecto para que la tensión erótica que yace en el fondo pugne por salir a flote.

A su vez, a la novia del profe, la vemos por primera vez maquillándose en el espejo, pero no la vemos a ella sino su reflejo. Porque esto es lo que es en la vida de Sebastián Armas, un reflejo, una ilusión, un maquillaje del amor, de la pareja.

Hay un elemento que estructura el relato de manera circular. Los vidrios rotos friccionan la acción en un principio y son la excusa narrativa del alumno para llevar a cabo su plan, también el profe rompe una ventana y se lastima con los vidrios para entrar a la pileta en su estado de embriaguez amorosa.

Los vidrios es aquello que desde el principio ya está roto, es el deseo habilitante del profe que permite al alumno inventar su historia pero sólo cobrarán su verdadero significado cuando el profe mismo los haga estallar, esto es, cuando lo haga de forma conciente, cuando el deseo lo desborde y sea incontrolable, y por lo tanto lo haga sangrar. Es el tipo de amor que hiere, sangra y duele para señalar lo vital, el movimiento, el deseo que ahora apareció y grita presente!.

Compartir este post

Repost 0
Published by gisela manusovich - en MIS CRITICAS Y ANALISIS
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de gisela manusovich
  • El blog de gisela manusovich
  • : El Cine en la Mirada es un blog para generar un vínculo más cotidiano con mis alumnos desde noticias, material y todo lo relacionado con el cine y el arte en general.
  • Contacto