Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
4 octubre 2010 1 04 /10 /octubre /2010 20:56

Criatura de la noche (Let de right one in)

Análisis de Tere Sotelino

El último refugio

En los créditos, sin banda sonora, vemos nieve cayendo en la mitad de la pantalla, lo que  me sugiere el concepto de puerta, o cortina.

Las dualidades en el film criatura-de-la-noche-copia-1.jpg

La película nos presenta distintas dualidades: Oskar–Eli, indefensión–poder, niñez – adultez, vida – muerte, bien–mal, víctima–verdugo, realidad–fantasía.

Estas dualidades están presentes en la película coexistiendo en los personajes, y manifestándose según las circunstancias de la historia: Eli es parte de Oskar, o parte de su mundo; quienes aparecen en principio como indefensos no lo son tanto (Oskar, la misma Eli); Eli es niña pero es vieja, Osk es niño pero está en camino de dejar de serlo; Eli, por ser vampiro está viva pero no tanto; Osk que es víctima (un cerdo a ser sacrificado) sueña con ser verdugo, y quizás lo logra; hay verdugos que pasan a ser víctimas (el adulto asesino y los compañeros de Osk). Nos es muy difícil juzgar de qué lado está el bien, sin darnos cuenta a los únicos que condenamos es a los enemigos de Oskar, y justificamos los asesinatos de Eli y de su amigo adulto. A ella, que debería ser la representación del diablo, sin embargo  la amamos porque “mata por necesidad”, y a él (el adulto),  lo justificamos porque mata por amor.

Finalmente, nunca tendremos claro lo que es real, y lo que es fruto de las fantasías de Oskar.  

La dualidad de Oskar

Oskar se nos presenta desdoblado en reflejos superpuestos a través del vidrio de la ventana, con el torso desnudo. La puesta en escena nos lo muestra indefenso, desnudo en contraste con la nieve exterior, sin embargo, luego de observar el arribo de Eli, veremos que tiene en la mano un cuchillo con el que juega a amedrentar y matar, su juego favorito.

Es notable la puesta en escena para el tratamiento de la relación con su mamá: siempre que están los dos en la escena, o están en distintas habitaciones sin verse entre sí, o se mueven en distintos planos sin coincidir (cuando se lavan los dientes), o uno de ellos está de espaldas, o fuera de foco. Varias veces la imagen de Oskar es vista a través de un espejo, y hasta en dos espejos enfrentados. El Oskar que vemos en el espejo no es el que ve su mamá: es el Oskar que sufre las vejaciones de los otros muchachos, el que  guarda los recortes de asesinatos y el que juega a matar con sadismo.

 Eli, el superhéroe a la medida de Oskar

La “llegada” de Eli a la vida de Oskar significará el nacimiento de otro mundo para él, un mundo fantástico, atemporal, donde habita un superhéroe que llega para defenderlo, comprenderlo y acompañarlo: Eli, la vampiro inmortal.

A partir de ese momento, Oskar oscilará entre el mundo real donde padece la incomprensión de sus padres, el ataque de los compañeros, y los avatares de su despertar sexual, y este nuevo mundo donde está Eli.

Eli es súper poderosa: aparece sobre un “podio”, más arriba que él, no sufre el frío, y lo primero que nos demuestra es su inteligencia superior: resuelve “mágicamente” el cubo de Oskar. Ella  vuela, (en dos oportunidades está con Oskar en su casa y se va por la ventana sin que haya modo de bajar) y trepa por las paredes (en la escena del hospital se la ve cuando la enfermera sale a buscarla). Posee un tesoro en un cofre mágico (el huevo que estalla ante el toque del dedo), y como todos los superhéroes,  Eli  es asexuada, en su lugar tiene una cicatriz.  

Y salvará a Oskar de la muerte en la piscina, apareciendo de la nada, y destruyendo a sus enemigos en una matanza sobrenatural.

Oskar, en este mundo, tiene quien lo defienda, una bella niña, “distinta” como él, a la que puede amar y que lo elige, lo defiende y lo comprende.

L a “huida” de Oskar a su mundo imaginario

Hay una escena en la que Oskar  y su padre están jugando un juego de mesa e intercambian bromas sobre quién ganará la partida; ante la amenaza de Oskar de ganarle, su papá le dice: “siempre puedes soñar”.

Siempre puedes soñar que triunfarás, puedes soñar en una vida mejor, puedes soñar en librarte de tus enemigos, puedes soñar que alguien te comprenderá y ya no estarás solo nunca  más. Y eso es lo que Oskar hace en forma definitiva para librarse de su vida intolerable.

La puesta en serie luego de la matanza de la piscina nos vuelve a la “puerta” de nieve del principio, se cierra definitivamente el mundo real del que Osk huye para no volver (“huir es la vida, quedarse es la muerte”), llevando a su superhéroe en una caja, hacia el mundo atemporal y eterno de la fantasía, (¿de la locura?) donde todo es posible.

Compartir este post

Repost 0
Published by gisela manusovich - en TRABAJOS DE ALUMNOS
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de gisela manusovich
  • El blog de gisela manusovich
  • : El Cine en la Mirada es un blog para generar un vínculo más cotidiano con mis alumnos desde noticias, material y todo lo relacionado con el cine y el arte en general.
  • Contacto