Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
5 noviembre 2011 6 05 /11 /noviembre /2011 15:26

LA PATRIA INVISIBLE

Por Lorena Marazzi

La-mirada-invisible-1 La película comienza con el himno nacional argentino empezado, anunciando que no va a contar una historia desde su inicio sino en una época determinada. Y más precisamente en la música que precede a la estrofa "Sean eternos los laureles que supimos conseguir". Del plano negro surge una pequeña luz proveniente de una ventanita a un costado. Y en ese momento suena "Oh juremos con gloria morir", el fin del himno. Ahora vemos un espacio amplio y vacío. Unas puertas cerradas. Las abre Marita Cornejo, una preceptora del colegio, quien dirige a los alumnos marchando, como soldados. La música, los pasos y movimientos parecen coreografiados. Marita mira al frente, como sin mirar. Por momentos esos alumnos, que hasta los vemos detrás de rejas, caminando como autómatas, remiten a los de The Wall de Pink Floyd.

De espaldas se nos presenta el prefecto, el Sr. Biasutto, quien está observándolos  desde arriba, esperando para controlarlos antes de entrar al aula.

Lo primero que escuchamos de Marita es "Silencio, señores". Y de Biasutto "Tomen distancia".

Esta puesta en escena se condice con la rigidez del régimen que se vivía en ese momento (luego nos enteramos de que es marzo de 1982) tanto en el colegio –el Nacional Buenos Aires– como en el país.

El clima que se respira, incluso en la sala de profesores, es de silencio e individualismo. El único preceptor que intenta ofrecer unas galletas a Marita y a otros compañeros queda algo desubicado al romper esa formalidad.

El director, en su discurso de apertura del ciclo lectivo, hace énfasis en que el colegio era reconocido desde su fundación como colegio de ciencias morales y dice que recuerden que "la historia del colegio y la historia de la Patria son una misma cosa". la mirada

Esta comparación sugiere la idea de que el colegio, como espacio y territorio, podría significar el país.

Marita es una joven muy discreta, rígida y obediente. Se esfuerza por ser eficiente en su trabajo de controlar la disciplina de los alumnos. A la vez, empieza a sentir su tardío despertar sexual, a sus 23 años. Observa a Biasutto con admiración y deseo y también se siente atraída por uno de los alumnos. Le seduce por un lado el poder –implacable y relacionado con el deber– y por el otro la juventud –desobediente, informal y prohibida.

Con la excusa de la sospecha de que alumnos varones fuman en el baño, Marita pide permiso a Biasutto para entrar a escondidas a vigilarlos. El la autoriza y alienta diciendo que "fumar en el colegio es el cáncer de la subversión que todavía nos amenaza". Más adelante, Biasutto volverá a utilizar esta metáfora cuando, luego de enfatizar que en el país hubo una guerra contra la subversión, le pregunta por el avance de su investigación.

la-mirada4.jpg En ese espacio prohibido –el baño de varones– Marita empieza a experimentar un deseo sexual que va liberándose de a poco y cada vez con más fuerza. Como si tuviera los ojos vendados, los sentidos del olfato y el tacto se intensifican. Se vuelve más instintiva, como más animal. Inclusive, fuera del baño, se la ve por momentos alucinada, cada vez más obsesionada por ese alumno y menos interesada en Biasutto. Hasta llega a desmayarse una vez que, con la excusa de controlar el largo del cabello, lo toca y huele.

Mientras tanto, según avanza, ella no descubre nada y fantasea cada vez más con este alumno y su supuesta subversión.

El personaje de Marita representa a la Patria con un incontrolable deseo por sentir lo más primario y pulsional entre tantas resistencias y total rigidez. A Marita la embriaga la libertad de manera inevitable, la juventud y la brutal frescura de aquel alumno que podrían encarnar el espíritu de la democracia.  

Ella tiene muy poco poder, lo vemos en los planos cenitales tanto en el baño como al cruzar el gran patio.

Hacia el final, se advierten, desde el exterior del colegio, ruidos de protesta, lo cual se presenta como una amenaza y, aunque se confía en que las autoridades controlarán la situación, cierran las puertas principales como medida de precaución.

Es una fecha patria y en el acto escolar, al cantar los versos del himno "Y los libres del mundo responden", la mirada de Marita y el alumno se encuentran, incluso él mira a cámara, haciéndonos partícipes de esa complicidad, y Biasutto los ve con asombro, y continúa "Sean eternos los laureles que supimos conseguir". Luego ella mira a Biasutto, que está arriba, con cierto temor.

Al finalizar el acto, Biasutto enfrenta a Marita en el baño de varones poniendo de manifiesto su mentira y demostrándole que, en realidad, ella no buscaba nada. Descubierta, se siente avergonzada y mientras, desde la calle, el estruendo de las bombas es cada vez más fuerte, él la viola. Luego, se lava las manos, la obliga a lavarse y enciende un cigarrillo. A través del reflejo de un espejo manchado vemos que ella lo ataca y se va, dejándolo herido. La banda sonora apoya la explosión de Marita. La cámara se acerca a la luz de la ventana. Desde la calle, junto con el ruido, entra mucha luz, en contraste con la escasa del inicio de la película.

Luego de los créditos finales aparece la grabación del discurso de Galtieri en Plaza de Mayo anunciando la guerra de Malvinas. Dice "si quieren venir que vengan, les presentaremos batalla". Esta referencia histórica nos sitúa en el preludio del fin del régimen dictatorial y la incipiente democracia. la-mirada-galtieri.jpg

En "La mirada invisible", no es la primera vez que suenan las palabras guerra y batalla. "Victoria total es no haber tenido que llegar a la batalla" había dicho Marita en un dictado a sus alumnos.

Y Marita sale ultrajada, vencida como de una guerra pero con fuerza. Finalmente, no de la manera esperada, ese deseo encuentra su salida. Y ya no se pierde al atravesar ese patio –de ese colegio vacío de respuestas–, sino que sale por los pasillos, decidida a pelear.

 

Octubre 2011

Compartir este post

Repost 0
Published by gisela manusovich - en TRABAJOS DE ALUMNOS
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de gisela manusovich
  • El blog de gisela manusovich
  • : El Cine en la Mirada es un blog para generar un vínculo más cotidiano con mis alumnos desde noticias, material y todo lo relacionado con el cine y el arte en general.
  • Contacto