Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
30 abril 2013 2 30 /04 /abril /2013 18:47

Por María Laura Thaler

Las-AcaciasLa Película empieza con la tala de árboles.

Yo veo estos árboles como símbolo de la vida. De vidas sesgadas. De ramas que se cortan como proyectos o etapas truncas. De raíces que quedan inconclusas como cuando se emigra. Algunos troncos parecen venas. Otros parecen rejas. A la derecha de la pantalla, se ve una rama, un retoño con hojitas verdes y  el tronquito débil quebrado.

Yo vi esta escena y lo relacione con seres humanos.  Estos árboles me parecieron una metáfora de los tres protagonistas.

Rubén, como un tronco fuerte pero seccionado y sin raíces (raíces en el sentido de arraigo – de afectos)

Jacinta que abandona sus raíces en Paraguay – triste por que deja a su madre. Plantea el desgarro de los inmigrantes. las acacias 16300

La nena, sin papá, un abrazo partido, como la ramita débil, quebrada con hojitas en retoño.

Algunos árboles se mantienen en pie, erguidos, unidos como en una plegaria donde la luz se filtra como una esperanza

Hay humo de árboles que se queman y se consumen. También Rubén consume su soledad en el humo del cigarrillo.

La cámara enfoca a continuación el espejo de un camión, en el que vemos reflejado solo el brazo y la mano del conductor. Parte de un cuerpo  anónimo desintegrado. Es un brazo con el que al principio de la película solo puede abrazar el volante y a medida que avanza la historia empezara a abrazar sueños de cambio.

Jacinta se presenta cargada con tantas cosas, que nos parece imposible que ella solita con su cuerpo frágil pueda cargar tantos bolsos además de a su hija. Me parece que metaforiza lo difícil que es cargar con su pasado, su realidad de madre soltera y  creo también que hay una metáfora en el acoplado cargado de troncos que lleva Rubén atrás. Es la carga de su historia de la que no puede desprenderse.  Ve su carga en cada curva, reflejada en el espejo del camión. Cada cambio de dirección en su camino debe hacerlo con esfuerzo, la carga es pesada; pero también los espejos le permiten ver el camino recorrido que va dejando atrás.

El camión es también una metáfora de la vida que transcurre por una ruta en el que se dejan cosas atrás y se vislumbra un camino futuro . La cámara alterna mostrando uno y otro.

 

El argumento se desarrolla a lo largo de un viaje, durante el que el protagonista masculino abandona su parquedad para contar algo de su pasado, se abre al contacto con el otro, a compartir, a ayudar y empieza a construir una forma diferente de relacionarse con el mundo.

Jacinta es reservada, pero su sensibilidad le permite ir entendiendo la historia de este hombre, que la traslada, la mueve. Ella hace pregunta, lo interroga mesuradamente como para que no se de cuenta que se esta metiendo en su vida, como cuando abre la gaveta para ver que esconde, para ver que mas puede descubrir de ese extraño que esta empezando a conocer

las acacias (para mi) La beba es el nexo que empieza a conectarlos. La coincidencia del bostezo de la nena y Rubén es un acierto del director. Es que ella tiene cosas comunes a las mías? Tenemos parecidos? Mi hijo  bostezará como ella? Tal vez se pregunte Rubén cuando la mira con aparente indiferencia.

A diferencia de otros road movies  en las que la música tiene un rol protagónico, en este caso es inexistente. El rugir de los motores de los camiones es similar al de las sierras que talan las acacias y se mantiene durante toda la película.

El film  da la sensación que sucede a un ritmo muy lento, pero en realidad este viaje interior, coincide temporalmente con el viaje entre Paraguay y Argentina, con lo que podríamos decir que el cambio de conducta fue rápido.

Es una película donde adquieren importancia los reflejos. Se utilizan como recurso visual, con reflejos en los vidrios del camión y en los espejos retrovisores pero esencialmente creo que nos remiten a lo que ve reflejado Jacinta en la vida de Rubén y viceversa. Los protagonistas ven  reflejadas sus vidas uno en el otro. Ausencias… familias incompletas.

Creo que Rubén al tomar la beba en sus brazos, siente el dolor del tiempo que no compartió con su hijo. El actor lo  trasunta con gestos casi imperceptibles. La actuación me pareció excelente, como alterna dureza y chispazos de sensibilidad. Quiere recuperar de algún modo con la beba el tiempo que no pasó con su hijo.

Durante el viaje Jacinta puede empezar a compartir con Rubén la carga de los bolsos y el cuidado de su hija.

La película también nos habla de fronteras, de hermandad idiomática entre países, de territorios que se unen y que el hombre separa con aduanas y controles. las acacias plano-lateral

Las acacias, madera con la que se construyó el arca de Noé, principio de nuevas vidas, tal vez simbolice en este caso que Rubén a pesar de arrastrar una historia que le pesa, tiene todo lo necesario para construir su propia barca y navegar los caminos de la vida mas abierto a las sensaciones y buscando tal vez desde otro lugar un reencuentro con su hijo. 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by gisela manusovich - en TRABAJOS DE ALUMNOS
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de gisela manusovich
  • El blog de gisela manusovich
  • : El Cine en la Mirada es un blog para generar un vínculo más cotidiano con mis alumnos desde noticias, material y todo lo relacionado con el cine y el arte en general.
  • Contacto