Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
9 marzo 2010 2 09 /03 /marzo /2010 14:16

Por Lic. Gisela Manusovich

www.elcineenlamirada.com.ar

 

 

latetaasustada.jpgLas películas de Claudia Llosa hablan de la fiesta al tiempo que significan una fiesta para el cine peruano, en una época de reconocimientos internacionales y calidad artística que no recuerda a otras dentro de una débil historia del cine en Perú.

Madeinusa y La teta asustada, los dos primeros y únicos largometrajes hasta ahora de la talentosa limeña, ciñen sus historias alrededor de distintas fiestas en cada film.

Esto no las convierte en un cine festivo, que supongo podríamos definir como aquel que resalta el semblante positivo e integrador como la congregación, el tiempo lleno, y la alegría colectiva, de la institución festiva dentro de una comunidad.

Por el contrario, ambas narraciones denuncian el revés de la fiesta, su negativo, aquello que subyacentemente duele y horroriza tanto a su gente que se hace necesaria la convocatoria festiva como contrapeso, la maníaca alegría que cubra con vestidos, maquillajes y alboroto lo intolerable.

La historia de Madeinusa se desarrolla en un pequeño pueblo andino, durante el tiempo santo, en estas festividades religiosas la comunidad se otorga ciertos permisos relacionados fundamentalmente con lo sexual.

Madeinusa, una joven angustiada por la ausencia de su madre y fascinada por el glamour de las revistas importadas, parece, sin embargo, ser la portadora de una mirada ajena a los suyos, como su nombre lo indica, mezcla de extranjeridad y modismo local, la atraviesa una sensibilidad que la distancia de su gente y le permite cuestionar, no sin dolor, los permisos comunales habilitados en tiempo santo, que debe acatar.

Fausta, el personaje central de La teta asustada, también recorre los bordes de las fiestas de su pueblo a pasitos cortos, temerosos y acongojados. Mientras todos festejan, ella intenta desesperadamente y desde las sombras del baile, dar sepultura a su madre recién muerta.

Fausta, también definida por su nombre, entrega su alma al miedo atávico para no crecer, que dentro del espanto heredado, significaría hacerse mujer perdiendo su virginidad de la única manera posible: la violación.

Mientras se suceden los casamientos en el pueblo –y las muchachas se casan y se hacen mujeres-, Fausta entona lamentos aprendidos de su madre, al tiempo que trabaja para pagar la ceremonia fúnebre.

Tanto Madeinusa como Fausta no pueden deshacerse de sus madres ausentes. Madeinusa la lleva colgando metonímicamente en los aretes que le pertenecían; Fausta la lleva acuestas sin poder enterrarla.

Esta imposibilidad retiene a las muchachas empastadas en los miedos de sus madres.  Madeinusa y Fausta tendrán que  realizar un empinado viaje hacia sus propios deseos para poder crecer. Estos trayectos simbólicos los iniciarán las jóvenes durante las respectivas fiestas, y sus consecuentes efectos se irán filtrando entre los intersticios, por las hendijas de los festejos, como estruendos, en contrapunto a los fuegos artificiales.

Gadamer nos recuerda que la fiesta es la presentación de la comunidad misma en su forma más completa, que posee un tiempo propio, lleno. Precisamente, estas muchachas también forma parte de su pueblo, y ambas representan esa parte que no encaja, sólo sobrecargándolas con las ropas de la virgen o silenciando sus llantos con bailes ruidosos, podrá el sistema acomodar la falla, hasta que esta haga detener la fiesta, aunque sea por un momento.madeinusa_b.jpg

Para Mijail Bajtin, la fiesta cumple la función de desahogo social. Las películas de Claudia Llosa hacen emerger desde lo negado aquello que ahoga a estos pueblos y este desenmascaramiento se produce justamente en el marco de las Fiestas, en donde los ropajes brillan a la luz de una sospechosa felicidad.

La teta asustada competirá por el premio a “Mejor película extranjera” en los Oscars este año, otra buena oportunidad para la directora peruana si insiste en señalar lo oscuro que yace tras una Gran Fiesta.

Hans-Georg Gadamer. La actualidad de lo bello (99-105). Ed. Paidós, Bs. As.1998.

Mijail Bajtin. La cultura popular en la Edad Media y el Renacimiento. Alianza, Madrid, 1987.

 

Compartir este post

Repost 0
Published by gisela manusovich - en MIS CRITICAS Y ANALISIS
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de gisela manusovich
  • El blog de gisela manusovich
  • : El Cine en la Mirada es un blog para generar un vínculo más cotidiano con mis alumnos desde noticias, material y todo lo relacionado con el cine y el arte en general.
  • Contacto